Skip navigation

Tecnología

 

El detalle que marca la diferencia

Las bandas de cepillos patentadas es el componente central del sistem ProfilGate®.

Son elementos sofisticados que se han seguido innovando y que garantizan un funcionamiento eficaz de todo el sistema. Cuentan con una serie de detalles constructivos minuciosamente diseñados que maximizan el efecto limpiador, la funcionalidad y su vida útil, sin necesidad de corriente eléctrica.

Beborstung

Cerdas

Las cerdas del sistema ProfilGate® han sido diseñadas para maximizar el efecto limpiador. La posición inclinada patentada de las cerdas de Nylon® hace vibrar las cerdas al pasar por encima de ellas y garantiza una limpieza mecánica activa. Las cerdas de diferente longitud penetran profundamente en los perfiles garantizando una limpieza automática e intensiva.

Dachform

Forma de techo

La parte superior del cuerpo de los cepillos está diseñada en forma de techo para que las partículas de suciedad y la humedad desemboquen más fácilmente en la cubeta a través de las ranuras laterales. La forma entallada que tiene el cuerpo de los cepillos permite que las partículas de suciedad de hasta 8mm caigan hacia abajo y no se queden en los cepillos.

Profilform

Forma perfilada

El cuerpo de los cepillos tiene forma entallada para que las piedras de gran tamaño puedan caer más fácilmente en la cubeta después de superar el borde superior. La combinación de bandas entalladas y pretensadas y la disposición patentada de las cerdas produce una limpieza activa al pasar por encima del sistema ProfilGate®.

Material

Material

El cuerpo de los cepillos es de PVC rígido y flexible coextruído. El PVC rígido garantiza una tensión uniforme de las bandas, ya que los parámetros del material sólo cambian mínimamente incluso con temperaturas fluctuantes. El revestimiento de la zona superior es de PVC flexible y garantiza que el ruido se reduzca al mínimo al pasar por encima.

Bürstenleiste

Banda de cepillos

La tensión inicial de las bandas de cepillos hace que sobresalgan hasta 15 mm por encima de la rejilla. Al ser presionadas por neumáticos o suelas, se hunden y comienzan a vibrar haciendo caer la suciedad barrida a las cubetas de acero inoxidable. Además, al hundirse se evita que las cerdas estén sometidas a un desgaste excesivo.